Feliz Navidad, Diosdado.


1- En un antiguo post de este blog, hace unos años se trazó un perfil mental de Diosdado, el cual se puede resumir en que el exsegundo del chavismo –desplazado de esa posición en el marcador del poder por El Aissami-, es sicópata y narcisista, además de mala persona, y por supuesto cobardón, puesto que al recordar las humillaciones a las Chávez lo sometía periódicamente, al menos las públicas, que son las que conocemos todos -las regañinas en privado debían ser más contundentes- no hay referencia alguna de que su reacción no haya sido siempre el bajar la cerviz.

2- Algunos pensaban que Diosdado lo que hacía era pasar agachado, más sabiendo que el barinés cruzaría el páramo más temprano que tarde, para entonces emerger él como jefe de la barbarie chavista. No contaba Diosdado con que a Chávez, Fidel le iría a colar una ficha cubana encarnada en Nicolás, ni con la ida a Cuba del casi difunto ya en estado terminal, donde el astuto barbudo lo terminó de alienar mentalmente para que a su vuelta anunciara públicamente el nombre de su heredero en el poder.

3- En descargo de Diosdado, esa jugarreta cubana era imprevisible, como también en descargo suyo hay que reconocer que como su empatía con el amo cubano nunca fraguó del todo, pues la pelea por el poder estaba perdida de antemano. Pero por otra parte también hay que recurrir al cobardón que el monaguense siempre llevó por dentro, puesto que durante la época de aquel lance ilegal de traspaso de poder a Nicolás, y a pesar de la infiltración cubana hasta la médula de nuestras fuerzas armadas, Diosdado tenía una ascendencia real en éstas, pero optó nuevamente por pasar agachado, a cuenta de consolidar su poder dentro de un PSUV que en el fondo es solo papel con nombres impuestos por quien esté en Miraflores. Todo parece indicar entonces que Diodado tiene alma de segundón –y ahora de tercerón, con tendencia a la baja-, y que en los momentos decisivos él no es capaz de jugársela.

4- Ahora ya se le hizo tarde para siquiera tener una opción de ser elegido como líder del chavismo con opción a Presidente de Venezuela, porque su poder dentro del sector militar está disminuido, y su poderío económico, cual baza con la que él siempre contó para hacerse con la voluntad del chavismo que decide, palidece frente al de El Aissami. Y si encima se envainó con los gringos por aquello del narcogeneralato, pues está listo, y solo le queda disfrutar de su dinero dentro del terruño, hasta que le dure la capacidad para desempeñarse junto a su familia dentro de la misma burbuja que aisla a toda la jerarquía chavista de las desgracias que vive el resto de los venezolanos… porque si en algún momento el poder real decidiera sacarlo de ese ambiente inertizado de hambre y enfermedades, y cucurutear en las fuentes de proveniencia de su dinero, pues… lo va a pasar muy mal. Cuidado con Tarek, pues.

5- Dentro de ese narcisismo entonces, consciente en todo momento de disponer de una casi infinita impunidad, Diosdado se ha dedicado durante muchos años a insultar y humillar a los opositores, mediante su jerga nativa del Oriente venezolano, una forma de hablar maravillosa cuando se la juzga por su espontaneidad y transparencia de sentimientos, y oscura y vulgar, cuando se orienta a atropellar a la gente, algo que en el caso de Diosdado obviamente le otorgó vara alta entre la masa chavista de a pie… púyalo Diosdano, piensa cada chavista cuando éste vomita insultos y vulgaridades a los opositores, pues todos ellos son así.

6- Tal vez esa espontánea naturalidad oriental –en este caso para escupir insultos-, potenciada por la obvia impunidad, es lo que le ha dado una suerte de imagen de dirigente sincero, si es que cabe el término, que de vez en cuando le da un palo a la lámpara para recordarle con pocas frases al chavismo, que éste es un régimen autoritario, o dictatorial, y que no se retrocederá en nada que implique ceder ni siquiera una parte del poder político y económico adquirido. Por supuesto que ese recordatorio siempre se basa en la maldad de la derecha, de la oligarquía, y del imperio.

Y es por ello, a título recordatorio, y como quien no quiere la cosa, para seguir vigente dentro del chavismo, que Diosdado afirma que aquí no hay nada que negociar, que Tibisay Lucena es la mejor presidenta del CNE en toda su historia, y cosas por el estilo –ver

http://elestimulo.com/blog/cabello-sentencia-dialogo-con-la-oposicion-no-hay-nada-que-negociar/

https://www.lapatilla.com/site/2017/12/21/diosdado-descarta-cambios-en-poder-electoral-venezolano-para-presidenciales/

7- Esa forma de estar vigente seguramente no le gustará nada ni a Nicolás, ni a El Aissami, ni a los cubanos, puesto que rompe el hechizo con que el régimen tiene a la oposición formal comiendo de su mano, entre playitas dominicanas que se visitan cada pocas semanas y los diabólicos –o tontos, depende de cómo se les mire- de Rodríguez Zapatero et all, quienes con sus modales bastante más civilizados que la Delcy o su hermanito, pues contribuyen a seducir a los negociadores opositores a volverse a sentar para pastorear nubes.

8- Pero a su vez, en ese lenguage de Diosdado es un espejo de parte del chavismo real, drogado y nariceado por casi dos décadas de manipulación y clientelismo, al punto que intelectuales de alcantarilla como Noel Peralta Barreto se permiten afirmar que  Chávez sembró conciencia y sabe que entregarle a la oligarquía el poder siempre será peor que lo que estamos viviendo –ver https://www.aporrea.org/actualidad/a256739.html-, en una suerte de inexplicable ignorancia que ni siquiera puede asociarse con el cinismo más elemental, puesto que quienes dicen estas cosas, sinceramente las creen.

9- Sin embargo, no hay que engañarse creyendo que en el chavismo hay dos almas, al estilo policía bueno-policía malo, esto es, una que busca negociar y conciliar para convivir con el adversario, y otra que persiste en su aniquilación política, y si por el camino se da también la física, pues mejor. Porque en el chavismo solo hay una alma, cual es la que busca mantenerse en el poder a toda costa, sin miramientos por la vida o la libertad de nadie que no se le someta.

Y que ya está bueno del rito del autoengaño opositor de creer que dentro del chavismo pueda existir una porción de esa alma conciliadora. Ese autoengaño es lo que ha provocado que para todos esos dirigentes opositores la Historia ya los haya dejado atrás.

10- Mientras tanto, el país se desangra por la criminalidad, adultos y niños literalmente se mueren de hambre, de enfermedades, y la infraestructura en general ya ha colapsado, quedando solo la resignación de vivir y movilizarse dentro de ciudades, viviendas y vehículos, diseñados para ser funcionales mediante la tecnología del siglo XX -esto es, con electricidad, gas, ascensores, combustible, carreteras, maquinaria agrícola, cauchos, repuestos industriales, etc.-, pero sin disponer de dicha tecnología. Un salto al siglo XIX y al XVIII para el cual ni el venezolano actual, ni ningún habitante del planeta está capacitado, salvo si se propone volver a una vida de aldeas autosuficientes y aisladas entre sí, y aprender a sembrar papas y a criar animales.

Este esqueleto de país es el que Diosdado y las focas de Aporrea le endilgan a la derecha, una patria convertida en esqueleto por su infinita ineptitud y maldad, y donde ellos también, junto a sus hijos, tendrán que vivir, porque si salen del terruño irán directo a las cárceles del imperio.

No nos quepa ninguna duda de que el país irá a peor, y se dice fácil, y que en algún momento el sufrimiento inevitablemente les alcanzará también a ellos, Diosdado incluido.

Hermann Alvino

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s