Decálogo sobre Antonio Ledezma.


1- Al igual que el régimen soviético de antaño, el ruso de hoy, y la dictadura castrista de siempre, los chavistas voltean descaradamente la realidad para presentarla llena de falsedades. Esa manera de proceder les ha dado muy buenos resultados frente a pueblos incautos e irresponsables a la hora de informarse debidamente, algo que en Venezuela ahora ya no es tan sencillo hacer, puesto que el día se pasa intentando buscar alimento y medicinas, por lo que es ahora más que nunca esas falsedades caen en terreno abonado.

2- La más reciente falsedad chavista tiene pocas horas de creada, y se trata del mote que Maduro le encasquetó a Ledezma luego de su algo confusa fuga. A Antonio, Nicolás le llamó vampiro, vaya uno a saber por qué, puesto que Ledezma no tiene un pasado cual chulo que hábilmente escamotea la riqueza ajena, mucho menos la pública; más bien él fue un buen alcalde caraqueño, a quien nadie nunca lo ha acusado de haberse enquesado.

3- Tal vez el apodo que Maduro le inventó a Ledezma haya sido producto de una improvisación sobre la marcha, dado que al mismo régimen, o al menos a ese sector de la jerarquía chavista, la volatilización de Ledezma les pilló por sorpresa. Pero sea o no una ocurrencia de Maduro, o algo debidamente pensado junto a su entorno más íntimo, en cualquier caso ese término jamás se aplicaría a Ledezma, sino al mismo Maduro, a Cabello, a Cilia, a los dos Rodríguez, a Padrino López, a Aristóbulo, a García Carneiro,  etc., esto es, a todo chavista que se ha dedicado desde el mismo inicio de su ciclo de poder a esquilmar al país, comenzando por el mismo Chávez, y si ampliamos un poco esa definición de quiróptero chupasangre, por supuesto que a este lote endógeno habrá que incluir a los castristas que se han beneficiado de las riquezas de un país que no es el suyo.

4- Por otra parte, llama la atención que esta falsedad, como centenares de otras mentiras con las cuales se ha bombardeado al venezolano durante casi veinte años, apenas ha sido rebatida por la alta dirigencia opositora, aunque Ledezma, o María Corina, casualmente son una excepción que muchas veces se las han cantado claro al chavismo, al igual que Ramos Allup -de vez en cuando-, lo que sugiere que dicha dirigencia, a fuerza de ceñirse a lo políticamente correcto, con aquello del diálogo, el perdón, la convivencia, etc., lo ha aceptado todo, comenzando por el empujón con el que el coronel gorila –luego condecorado por Maduro-, sacó a Borges del recinto donde se encontraba, un episodio que sirvió para que toda la galería aplaudiese la fortaleza espiritual de Borges para contenerse, cuando lo adecuado hubiera sido zamparle al coronel un bofetón ejemplarizante, pa’ que él, y el resto de chavistas, aunque sea por una vez, aprendieran a respetar.

…porque por más lobo que se quiera ser, cuando durante décadas uno se comporta como una oveja, al final terminará siendo una oveja, sujeta a ser esquilmada por unos chavistas que paradójicamente siempre se comportaron como unos cobardones cuando no tenían el poder.

5- Por otro lado, llama mucho más la atención que ni parte de la dirigencia opositora, ni muchos opositores de a pie que pululan en las redes, deformándolo todo con su ignorancia política, hayan expresado algún sentimiento de alegría por el mismo hecho de que Ledezma esté libre, aunque lejos. Más bien muchos tuercen la nariz por su fuga, que no la llaman así, sino que la definen como una huida, recordando incluso que los próceres de la patria no huyeron, sino que aportaron vidas y sangre para independizar al país.

6- Puede ser, pero no hay que olvidar que Ledezma tiene 63 años, y por más que esté en buena forma, nadie podría pretender que salga a la calle para el combate cuerpo a cuerpo contra los esbirros del régimen, como sí han hecho valientemente miles de jóvenes venezolanos, aún siendo ese gesto algo inútil, luego de la espantá de esa oposición que optó por dejarse engañar con un diálogo con quienes jamás aflojarán el poder por las buenas.

7- Tal vez parte de ese silencio opositor se deba a que saben que Ledezma siempre ha sido mejor dirigente político que la mayoría de ellos. Ledezma ya desde joven era un dirigente consolidado dentro de AD –en aquella AD no era nada sencillo llegar a ser Secretario Nacional Juvenil-,  a diferencia de muchos de los ahora dirigentes opositores al chavismo, cuya carrera política nunca fue exitosa, ni dentro de AD ni dentro de COPEI, y que solo medio levantaron cabeza luego de escapar como roedores al vislumbrar la debacle de esos dos partidos a finales de los años 90, en vez de quedarse allí, aunque sea por elemental lealtad hacia esas organizaciones, para intentar fortalecerlas. Pero no tenían talento para ello, y eso se nota, en los nichos que luego fueron cavando para atrincherarse. Y eso lo notó Chávez desde el mismo inicio.

8- Esa misma dirigencia opositora, mediocre nunca tragó a Ledezma, seguramente porque en su momento olió que él habría sido mucho mejor candidato presidencial que Rosales, puesto que Ledezma sí tiene un plan de país, y mucho mejor que Capriles, porque ni se iba a dejar arrebatar el triunfo electoral, y porque presentaba una credencial algo más sólida que Capriles, porque haber ganado la Alcaldía de Caracas, sin el cobijo de esa clase media de Chacao, Baruta o El Hatillo, no es lo mismo que ganar Miranda…

9- Huida o fuga, es una libertad legítima para quien estaba pagando cárcel sin motivo alguno, para quien ha dado mucho al país, y para quien por un tiempo merece una vida más serena, en un entorno que facilite su fortalecimiento espiritual y programático para seguirle aportando mucho al país. A diferencia de muchos opositores que se llenan la boca en foros y en la misma AN, Ledezma no ha estado haciendo negocios por debajo de cuerda con el chavismo, no tiene fundaciones que se han financiado del régimen, y ello tal vez sea una de las tantas razones por las que a él se le apresó -a diferencia de algunos otros opositores, que no son tan inocentes como se presentan-, porque el chavismo sabe que fuera del entorno de dirigentes opositores genuinos, Ledezma está solo, como lo está ahora en Madrid, porque el que un dirigente adeco, o exadeco pero en todo caso socialdemócrata, obtenga de un Rajoy, cual representante de la derecha más podrida de Europa, la calidez que le niegan otros que deberían estar mucho más cercanos a él, dice mucho.

10- Ledezma es más útil a Venezuela estando fuera, como en su momento lo dijimos con relación a Leopoldo López –aunque obviamente, ¿por qué le iban a hacer caso a uno, si ellos siempre lo han sabido todo?…-, por tanto solo podemos desearle adquirir esa perspectiva que solo se llega con la lejanía del terruño, para contrastar lo realmente importante de lo que no lo es, dentro de lo que se incluye sin duda el país, pero también la familia y el afecto de los amigos.

Solo el tiempo nos dirá entonces qué le tiene reservado el destino a Ledezma, y solo hay que esperar que ello no sea lo mismo que le deparó a centenares de opositores cubanos, quienes abandonaron la dictadura castrista con la expectativa de luchar por la libertad de Cuba desde Miami, Caracas, México o Madrid, para terminar ya viejos en esas mismas ciudades, cual orates en los foros más disímiles, clamando por un mundo que ya no les pertenecía. Y allí siguen, infortunadamente, porque a todos ellos, los Castro le ganaron la partida.

Esperemos que en el caso de Venezuela, la partida se la podamos ganar estando en vida.

Hermann Alvino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s