Chavismo y revolución (2): los errores que allanan el camino.


Tres errores que cambiaron la Historia del mundo en el Siglo XX

Primer error.

– El lugar de nacimiento de Hitler –Braunau am Inn, en Austria- era un territorio que en esa época –año 1889- pertenecía al imperio Austro Húngaro, a pesar de que en la zona se hablaba alemán, y que en el pasado perteneció a una suerte de gran Alemania, cuyos bordes cambiaban con cada guerra. Hitler ciertamente descendía de padres alemanes, pero legalmente era austríaco, al punto que debía ser reclutado por el ejército inmperial, cosa que él evitó en 1913 al mudarse a territorio alemán propiamente dicho –Munich, para más señas-, algo que no respondió a su cobardía sino a sus ya incipientes ideas racistas que le impedían combatir al lado de otras “razas” diversas de la que según él era la raza “alemana”, mucho menos obedecer a una oficialidad racialmente “impura”.

– Cuando años después Hitler comenzó a militar en lo que sería el partido nazi alemán, él aún era austríaco, hasta que en 1925 renunciara a su ciudadanía; pero como tampoco tenía la ciudadanía alemana, nuestro personaje fue apátrida hasta 1932, cuando un compañero de partido, que para entonces era ministro del interior y educación del Estado libre de Brunswick –Braunschweig, en alemán-, luego de un esperpéntico primer intento para concederle la ciudadanía –y eso es otra historia…-, logró dicho objetivo en virtud de que en aquella época los estados libres de la entonces República de Weimar –la Alemania derrotada durante la Primera Guerra Mundial-, tenían las atribuciones para conceder la nacionalidad de la república.

– En 1933 el partido nazi no solo era fuerza importante en Brunswick, sino en toda Alemania, al punto que Hitler logró hacerse con la Cancillería, y por tanto con el poder. El resto es historia.

– Por tanto, si dentro de esos avatares parlamentarios, el nazismo no hubiera accedido con uno de sus militantes a ese ministerio en Brusnwick, Hitler difícilmente habría podido ser elegido Canciller; más aún, ni siquiera podría haber sido diputado al Reichtag. Y quien sabe si la Historia hubiera sido distinta, o al menos más benévola, para Europa y el mundo.

Segundo error.

– Cuando en Febrero de 1917 las tejedoras de la fábrica Hilo Rojo de San Petesburgo salieron a manifestar su inconformidad por sus condiciones laborales y de vida, ellas nunca sospecharon que su acción constituiría el catalizador que ocho meses más tarde acabaría con el zarismo ruso y con el ascenso de los bolcheviques al poder, imponiendo el comunismo soviético durante casi setenta años.

– Pero es que esa evolución tampoco se la imaginaba Lenin, quien estaba exilado y aislado en Zurich -se enteró de que había una “revolución” por un zapatero-, y por tanto sin influencia alguna en aquel proceso. Fue el gobierno alemán, en plena guerra en dos frentes –el Occidental contra Francia, Inglaterra, EEUU, etc- y el Oriental –contra Rusia, justamente-,  quien tuvo la ocurrencia de concederle a Lenin un salvo conducto para irse en un tren exclusivo hacia Rusia, previo paso por Suecia y Finlandia.

– Esa permisividad alemana fue tomada por los revolucionarios rusos como una negociación con Lenin, considerado así como colaboracionista de los alemanes; una sospecha lógica, y eso que no sabían que al Kaiser alemán, su ministro de exteriores y un magnate millonario –siempre hay alguno en estos casos…-, le habían definido a Lenin como una “bomba revolucionaria”, capaz de dividir a los rusos, aminorar el alcance de la revolución que se expandía, y hasta ceder en el frente, para satisfacción del ejército alemán.

– Solo las dotes de líder de Lenin le permitieron a él superar 17 años de exilio, la desconfianza de los más de 20 mil militantes del partido, y asaltar el poder, luego de imponerse a los gritos de traidor y espía con los que muchos le dieron la bienvenida.

– ¿Qué habría pasado si a Lenin no lo hubieran dejado salir de Suiza? Probablemente la socialdemocracia moderada se habría impuesto en Rusia, y aunque no es nada seguro que el zarismo hubiera vuelto, la familia real no habría sido asesinada. Tal vez para Rusia se hubiera iniciado un período político más cónsono con las democracias europeas…si por otra parte, años más tarde los mismos alemanes no hubieran cometido el primer error comentado.

Tercer error.

– Cuando Patton tenía via libre para llegar a Berlín antes que lo hicieran los rusos, el jefe máximo de las fuerzas aliadas, Eisenhower, lo mandó a parar en una decisión política que suponía que los aliados rusos contra los nazis respetarían los acuerdos de postguerra que se iban cocinando en las cumbres entre Stalin, Churchill, Roosvelt -y luego Truman.

– No fue así, los rusos tomaron Berlín y media Alemania, más media Europa e impusieron el comunismo. ¿Qué habría pasado si Patton llegaba a Berlín antes de los rusos?, pues que gran parte de Alemania se habría salvado de los inmensos sufrimientos impuestos por los soviéticos.

Tres errores que cambiaron la Historia de Venezuela en el Siglo XX y XXI:

Primer error, humilde para la gran Historia, y desastroso para millones de venezolanos.

– Si la oficialidad encargada de las labores de inteligencia hubiera reportado a plenitud las labores conspirativas de Chávez, y si los encargados de tomar las decisiones adecuadas en estos casos no hubieran sido tan laxos e irresponsables, probablemente Chávez habría sido apresado y luego dado de baja; y fuera del ejército simplemente él habría sido un don nadie. Datos sobran sobre el comportamiento de quienes debieron proteger la institución, incluyendo a CAP II. Chavez nunca habría sido líder de nada, mucho menos Presidente.

Segundo error, igualmente humilde, innecesario, producto de estar fuera de la realidad.

– Si con Chávez ya preso luego de su fallido golpe de Estado, la dirigencia política fundamental de aquellos tiempos hubiera estado más apegada a la realidad y a un elemental sentido de la Justicia, Chávez habría sido juzgado, condenado y encarcelado durante largo tiempo, ahorrándole al país casi dos décadas de sufrimiento y de retroceso casi irreversible.

– Llama la atención que no solo Caldera –ya semi senil, enloquecido políticamente, y pensando que era un prócer de la patria, infalible y con una suerte de mano de Dios para conceder perdón a los grandes pecadores republicanos-, sino todos los candidatos presidenciales –incluyendo obviamente a quienes tenían oportunidad de ganar las elecciones de 1993-,  metieron mano para reforzar aquella decisión presidencial del sobreseimiento al juicio del barinés, esto es, que ni siquiera hubo juicio…y son esas mismas élites y sus herederos quienes ya con el chavismo consolidado, reclaman que en Venezuela no hay justicia alguna.

Tercer error, a cuenta de también estar fuera de la realidad.

– Si en una noche de Abril del 2013 el candidato opositor que había ganado las elecciones hubiera permitido la protesta popular frente al evidente fraude que le privó del triunfo, seguramente no habríamos llegado al estado actual de cosas, esto es, una dictadura que salió reforzada de aquella jornada fallida, a cuenta de que aquel vuelvan caras iba a significar pérdidas humanas considerables. Pues bien, ya llevamos más jóvenes asesinados que lo que pudo haber pasado aquella noche, y siempre quedará la duda de si aquella evasión teológica caprilista, con aquello de que el tiempo de Dios es perfecto, no solo privó a Venezuela de librarse de los enormes sufrimientos durante estos cuatro años desde entonces, sino de cuántos ateos habrá provocado aquella frase, vista con la perspectiva de hoy.

Viene gestándose un cuarto error, como es la benevolencia del liderazgo opositor y del opositor de a pie hacia Luisa Ortega Díaz, como sucedió con Arias Cárdenas y su simulación antichavista. Ya veremos en qué parará todo ello, aunque de seguir así no será nada bueno para la libertad.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s