Un cálculo aproximado de la imbecilidad nacional


1- En el 2013 hubo 15.059.630 de votantes, de los cuales 7.505.338 lo hicieron por Maduro y 7.270.403 por Capriles -para efectos de este razonamiento, asumamos que no hubo trampa…

2- Siendo esa base de votantes, y su reparto entre los dos candidatos, una referencia numérica objetiva, comparémosla con los índices de aceptación y rechazo captados por los recientes sondeos Venebarómetro y Keller y Asociados, entendiendo que la evaluación positiva de Maduro  en uno equivale al índice de agrado del otro, así como la negativa al desagrado.

3- En Venebarómetro Maduro tiene un 27.3% de evaluación positiva; en Keller & Asociados el agrado es del orden del 27%. Ambos son prácticamente idénticos.

4- En Venebarómetro, entre quienes se consideran chavistas Maduro tiene un 78.7% de valoración positiva y el 21% negativa. En Keller la relación es el 71% a 27%

5- En los opositores, la imagen negativa de Maduro alcanza el 98.3% en Venebarómetro, con un 1.7 % de agrado, mientras que en Keller se tiene 98% y 2% respectivamente.

Aun sabiendo que ambos sondeos están bien diseñados y realizados, la única base numérica real con que cuenta el país –con Maduro al mando- es la de los resultados electorales del 2013 y los del 2015, o sea la presidencial y la legislativa.

6- Tomando entonces como base la presidencial del 2013, a la oposición aún le quedaría un remanente de imbecilidad, el cual y según el sondeo que escojamos, sería:

Con datos Venebarómetro: 7.270.403 votos de Capriles en el 2013 x 0.017 = 123,597 imbéciles

Con datos Keller: 7.270.403 votos de Capriles en el 2013 x 0.02 = 145.408 imbéciles

7- Por su parte, la cuantificación de la estulticia chavista sería:

Con datos Venebarómetro: 7.505.338 votos de Maduro x 0.787 = 5.906.701 imbéciles

Con datos Keller: 7.505.338 votos Maduro x 0.71 = 5.328.790 imbéciles.

8- Ahora bien, en el 2013 no votó el 100% de la gente, sino que hubo 14.988.563 votos válidos y  66.935 votos nulos, o sea un total de 14.988.563 + 66.935 = 15.055.498 de votos emitidos, sobre un padrón electoral de 18.904.364 de votantes.

Si hubiera votado el 100%, entonces los votos nulos podrían haber sido:

(66.935) x (18.904.364) /(15.055.498) = 84.047

Si restamos esos votos nulos al padrón electoral, habrían quedado:

18.904.364 – 84.047 = 18.820.317 votos válidos.

9- Ahora podemos recalcular cuanto habría obtenido cada candidato si hubiera votado todo el mundo:

Maduro : 7.505.338 x (18.820.317)/(14.988.563) = 9.423.883

Capriles: 7.270.403 x (18.820.317)/(14.988.563) = 9.129.046

y por tanto los tontos de cada sector serían:

Opositores:

9.129.046 x 0.017 = 160,206,  o 9.129.046 x 0.02 = 188.478, usando datos de uno u otro sondeo.

Chavistas

9.423.883 x 0.787 = 7.416.596, o 9.423.883 x 0.71 = 6.690.957 usando los mismos datos de uno u otro sondeo.

En resumen, en el país aún tendríamos unos 7 millones de irracionales.

10- Por otra parte, tomando como base los resultados de la elección a la AN, con 13.699.230 de votos válidos y 686.119 votos nulos (demasiados…), de un padrón electoral en aumento hasta 19.504.106, tendríamos:

El Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, a quien identificamos como el régimen mismo, y por tanto de alguna manera con la valoración positiva de Maduro, obtuvo  5.622.844 de votos, y la Mesa de la Unidad Democrática, cuyos votos identificamos como los de desagrado a Maduro, obtuvo 7.726.066. Otras fuerzas políticas alcanzaron 394.064

11- El cálculo de chavistas tontos arrojaría:

5.622.844 x 0.787 = 4.425.178, o 5.622.844 x 0.78 = 4.385.818

Y el cálculo de opositores tontos:

7.726.066 x 0.017 = 131.343, o 7.726.066 x 0.02 = 154.521

12- De igual manera, podemos recalcularlo todo suponiendo que en ese 2015 hubiera votado el 100% de la gente, porque ello daría el universo completo de tontos que apoyan al régimen.

Si con 13.699.230 de votos válidos hubo 686.119 votos nulos, entonces en un universo de 19.504.106 de votantes habría habido un total de 686.119 x (19.504.106/13.699.230) = 976.856 votos nulos -lo dicho, son demasiados.

Restando esos votos nulos al total de votos, quedarían 19.504.106 – 976.856 = 18.527.250 votos válidos a repartirse entre régimen, MUD y otras fuerzas.

Las otras fuerzas habrían obtenido 394.064 x (19.504.106/13.699.230) = 532.944 votos

De manera que los votos a repartir entre régimen y oposición habrían sido 18.527.250-532.944 =

17.994.306, y de éstos, a su vez los del régimen habrían sido:

5.622.844 x (17.994.306/(5.622.844 + 7.726.066)) = 7.579.583 votos

La oposición habría obtenido:

7.726.066 x (17.994.306/(5.622.844 + 7.726.066)) = 10.414.723 votos

13- Recalculando la cantidad de tontos con base a los dos sondeos:

Chavistas

7.579.583 x  0.787 = 5.965.132, o 7.579.583 x 0.78 = 5.912.074

Opositores

10.414.723 x 0,017 = 177.050, o 10.414.723 x 0,02 = 208.294

14- Por otra parte, no cabe duda que desde Abril 2013 hasta Diciembre 2015, y hasta el presente, el deterioro nacional ha sido exponencial, por lo que habría que imaginarse qué votación presidencial obtendría Maduro –o quien esté por él- en la actualidad. Seguramente sería una avalancha en contra, pero dado el fracado opositor de la AN en emocionar al país con proyectos de ley -aún sabiendo que el TSJ los neutralizaría-, tal vez esa avalancha sería menor de la que debería ser, porque de alguna manera el candidato opositor –cualquiera de ellos-, al menos hasta los momentos está identificado a esa AN y a la MUD -por algo estos mismos sondeos detectan una cantidad altísima de independientes que no necesariamente votarían ni en contra de Maduro, ni a favor de la oposición.

15- Entonces, con un padrón electoral creciente, y asumiendo que la proporción de apoyos a uno y otro sector se mantenga, la oposición siempre tendría ese lastre del 2% que mira al régimen con agrado –cosa inexplicable, por lo demás-, y que pronto alcanzaría un cuarto de millón de venezolanos, cifra que puede considerarse alta o baja, de acuerdo a con qué otra se compare, pero que delata esa falla de liderazgo que todos conocemos, y que acá se intenta cuantificar.

16- A su vez, por más que el putero Menéndez al frente del BCV siga poniendo la torta y Maduro siga rebuznando en este asunto del cono monetario y de la operación de lavado de dinero más grande de nuestra historia patria, y por más que el hambre y la rabia ya instalada en la misma base poblacional –sectores C y D- generen disturbios extremos, las únicas bases numéricas disponibles indican que hay casi seis millones de chavistas muy obtusos, de los cuales casi su cuarta parte valora a Maduro como excelente (una cifra que se deriva de ese 5% del 27.3% del total encuestado, que de acuerdo a Venebarómetro ve positivamente a Maduro…)

Este es el análisis que resulta de combinar números reales con la estadística descriptiva reseñada en dos estudios de opinión pública; una realidad que obviamente debería estar sujeta a la interpretación cualitativa por parte del adecuado liderazgo político, si éste existiere, para entonces resolver el dilema que se hace presente cuando las banalidades que emiten los líderes de la MUD más bien crean independientes, mientras que las ideas serias que de allí puedan surgir, no son el instrumento para quebrar la base chavista.

Resolver ese dilema será fundamental para tener alguna esperanza en recuperar la libertad.

Es lo que hay, el resto es ruido.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s