Bestias


Toda madre que debe lidiar con una familia numerosa conoce a la perfección la paradoja de la duración de los alimentos en la nevera. Por ejemplo, si en una familia con madre, padre y tres hijos -que no comen sino que devoran-, nuestra ama de casa compra un kilo de jamón ella sabe que el fiambre puede durar unos tres días (!), pero si en vez de un kilo comprase dos, entonces no durará seis días, sino cuatro, o a lo sumo cinco.

La explicación de esa paradoja –por llamarla de alguna manera- se basa en la misma conducta humana, que al ver la abundancia pues le entra a saco, y mañana veremos. Nos ha pasado como país con relación al petróleo, y le pasa a todo consumidor alienado por la publicidad de las tarjetas de crédito –o sea la mayoría de los norteamericanos- que obtienen una tarjeta para pagar las deudas de las otras tarjetas.

Mientra haya pues, a gozar. Luego veremos como nos quitan lo baliao’.

Por su parte, la naturaleza ofrece paradojas muy similares y esclarecedoras: recientemente se han publicado los resultados de un largo trabajo sobre la relación aritmética entre presas y depredadores. Resulta que si por ejemplo se tienen 100 presas vegetarianas, digamos cebras, al servicio de una manada de 10 leones en edad de cazar, si por alguna circunstancia el número de cebras aumentara a 200, la cantidad de leones no doblaría a 20, sino que aumentaría entre 17 y 18.

La proporción entonces en que aumentarán los depredadores con relación al crecimiento de sus presas es del orden del 75%, y esta relación no lineal se ha comprobado en todos los ecosistemas de nuestro planeta (la reseña se tiene en http://elpais.com/elpais/2015/09/03/ciencia/1441275344_788315.html y el original en http://www.sciencemag.org/content/349/6252/aac6284)

Lo que no queda del todo claro en la publicación es en qué proporción disminuirían los depredadores al escasear las presas, que es justamente lo que está sucediendo con la pérdida de biodiversidad, y éste es el asunto que debería hacernos reflexionar si transladamos todo el tinglado a nuestra actual realidad política, porque si por un lado podríamos deducir que al haber al menos el doble de opositores dispuestos a votar contra el chavismo en las próximas elecciones parlamentarias, probablemente la oposición organizada y unida no logrará doblar los votos con relación a la última elección equivalente, ni obtener al menos el doble de parlamentarios, por otra parte, el que haya menos de la mitad de chavistas dispuestos a votar por un régimen ya degenerado en caos y a las puertas de una dictadura no implicaría que esa merma de votantes se traduzca en una derrota contundente en dichas elecciones.

Por supuesto que acá no se trata de una paradoja, porque en la naturaleza los procesos son justamente eso: naturales y no sujetos a voluntad alguna, mientras que ese ventajismo del celestinaje con el que actúa Tibisay y sus rectores sí es intencional.

Los depredadores –las fieras pues, en su escala natural- no proceden de acuerdo a la Ética, puesto que sus impulsos provienen de un instinto que se ha ido depurando con los millones de años de evolución, por ello llamarlas despectivamente bestias es simplemente innadecuado e incorrecto, porque esos depredadores, a diferencia de los jerarcas del chavismo, no se han apartado intencionalmente de la Ética, mientras que éstos sí, igualándose con esos animales por un impulso primario y primitivo capaz de deportar a miles de seres humanos sin pestañear, implantando el ventajismo electoral y buscando tenazmente la fórmula para no realizar esas elecciones.

Y justamente por ese apartarse intencionalmente de la Ética, para no reaccionar frente a la ya enfermiza criminalidad y latrocinio que agobia al país, sino al contrario, para hacer más negocios y acumular más dinero mal habido, es que a todos ellos sí se les puede aplicar el epíteto de bestias.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s