Acetaminofén para descerebrados


Las guerras civiles no comienzan de un día para otro sino que se van incubando durante años y décadas, asentando mitos, odios y sueños de venganzas personales. Esos conflictos tienen muy poco de civil, salvo por su denominación, que se supone por la participación de gentes apertrechadas con todo lo que consigan a mano, sean forcones para remover espigas de trigo o armas que fluyen por los vasos comunicantes con las fuerzas armadas y policiales, cuando no es directamente el gobierno quien las reparte –como lo hicieron Salvador Allende y Hugo Chávez.

Armas y odios se van cebando mutuamente, y la gente incluso se arma para prevenir; mientras que con creciente frecuencia se van sucediendo conflictos, primero verbales, y luego se van a las manos al comprobar que no hay autoridad, o que es ésta misma la que los promueve, para que al final estalle la guerra general, dentro de cuyos bandos hay quienes saben lo que están haciendo –manipulando y astutamente posicionándose para tomar el poder si el desenlace les será favorable- y el resto, a estas alturas impulsados solo por el odio hacia el bando contrario; un odio vivo, justificado solo por el mero hecho de que el otro existe.

No importará ya quien gane, o si hay un empate, porque las pérdidas humanas, espirituales y materiales, serán inmensas en este diabólico juego de suma cero, donde lo que gana uno lo pierde el otro, o peor: lo que pierde uno también en parte lo pierde su adversario, a pesar de lo que éste pueda arrebatar.

Por otra parte, luego del arrebato que puede durar mucho tiempo, también deberán pasar muchos años para una reconciliación más o menos funcional. Si acaso, porque odios derivados del concepto de lucha de clases, como el que impulsó malévolamente Chávez, compiten en maldad y persistencia con los odios religiosos y raciales.

Pero lo peor de todo es el embrutecimiento, y hay que decirlo: de parte y parte; porque si por un lado está más que comprobada la incapacidad -y en parte la mala fe- de mucha gente de la  MUD para pensar, proponer elementos de gobernanza, y actuar políticamente como deberían, por el otro aparecen ya las pobladas dirigidas por el régimen para apalear los opositores: unas pobladas no ya de colectivos, ni capitaneadas por miembros de los cuerpos de seguridad, sino por el mismo populacho chavista.

A la flaquita me la dejas a mí, porque la escoñeto…iba diciendo la bestia que lanzó a la periodista Elena Santini desde un segundo piso durante el arrebato chavista a la Cámara Municipal del municipio aragüeño Mario Briceño Iragorry (http://goo.gl/zXFu4F), mientras que Rona del Valle Gómez, profesora universitaria con un  doctorado en Ciencias de Educación y precandidata a la Asamblea Nacional, invitaba a sembrar la matica de acetaminofén para hacerle nuestro guarapito a nuestros muchachos https://goo.gl/RopuRp

No profesora, el acetaminofén no se siembra, como tampoco la militancia compra doctorados. Infortunadamente, su bovina ignorancia y la de quienes la aplaudieron creyendo que eso es así, tampoco sirven para sembrar la paz.

Se ha tocado fondo pues; ya no solo son ignorantes, ni engañados por las universidades del chavismo, sino descerebrados hostiles, envenenados, y ávidos de cobrar migajas, enfermedades éstas no curables con Acetaminofén, sino con un proyecto adecuado de país, que salvo honrosas excepciones, nadie tiene. Ni de un bando ni del otro.

Solo resta la esperanza de que toda esta basura que sembró Chávez eclosione solita y supure, para llevárselos a todos por delante mientras el resto luchamos intensamente contra la tentación de ir a una guerra civil, no ya para defenderse, sino para resolver esto de una buena vez.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s