El legado del chavismo: XV. La desmemoria


Éste post Nª 15 es el último correspondiente a la serie “El legado del chavismo”, en cuya secuencia se han ido mencionando sus efectos nefastos más resaltantes sobre Venezuela, sobre la salud espiritual y física de su gente, su ecosistema, economía, infaestructura y servicios, tejido social, sobre la moral y las leyes, el papel internacional del país, y en general sobre la vida civilizada, la democracia, y las consecuencias a futuro.

Los numerosos datos que hicieron posible este cuadro informativo fueron obtenidos en su momento por decenas de comunicadores y analistas que se tomaron muy en serio su trabajo, y siguen haciéndolo en un entorno hostil hacia la verdad. Es a todos ellos a quienes hay que agradecer su aporte al combate de la desmemoria a la que Chávez y sus herederos han sometido al país; una desmemoria que obviamente no es original del chavismo: por ejemplo hace unos 2200 años, el unificador de China Qin Shi Huang quemó todo libro anterior a su reinado; por su parte la inquisición quemaba cualquier texto y autor que no representase a la ortodoxia del grupo de turno dominante del catolicismo; los conquistadores de América hicieron lo mismo con los incas y las diversas culturas centroamericanas, y el nazismo ni se diga.

Por otra parte, los ejemplos más tristes de estos tiempos los tenemos en la destrucción de centenares de objetos milenarios de Iraq, una catástrofe cultural tanto por manos de los bárbaros del ISIS como los boys que invadieron ese atribulado país para defenestrar a Saddam.

En nuestros países, y ya en tiempos contemporáneos, esta técnica de dominio espiritual fue aplicada por los intelectuales de la izquierda más ladina, tanto latinoamericana como europea, la cual consolidó esa historia unidimensional del uruguayo Eduardo Galeano con Las venas abiertas de América Latina, sin considerar en absoluto y al contrario, desprestigiando en lo posible tanto en lo personal como en lo intelectual, a pensadores como el venezolano Carlos Rangel y su Del buen salvaje al buen revolucionario.

Para esos cultores de esa desmemoria de dominación sobre incautos de espíritu sencillo y sobre ignorantones algo más vivarachos, como se ha comentado varias veces en otros escritos, Fidel es el liberador de Latinoamérica y no un tirano oportunista, Allende es un mártir y no un irresponsable que le dejó mano suelta al mismo Fidel para recorrer Chile durante varias semanas para armar y alebrestar a la gente, el Ché fue un mártir cual guerrillero heróico en vez de un asesino con claros síntomas psicopáticos, y por supuesto Chávez un liberador de los pobres en vez de un autócrata corrupto, al igual que su golpe fallido fue un legítima rebelión frente a la injusticia social de aquella democracia imperfecta, pero sana de principios e ideales, y no una traición a su juramento militar de defenderla; y por supuesto, su baile pegao’ con Fidel –sabendo lo que ha significado para Venezuela-, un ejemplo de integración de pueblos y no una traición a la patria. Seguramente así lo siguen pensando los 911 venezolanos que en 1989 corredactaron y firmaron aquel Manifiesto de bienvenida a Fidel Castro, cuando vino al país para asistir a la segunda investidura de CAP, y en cuyo párrafo inicial se afirmaba: «Nosotros, intelectuales y artistas venezolanos al saludar su visita a nuestro país, queremos expresarle públicamente nuestro respeto hacia lo que usted, como conductor fundamental de la Revolución Cubana, ha logrado en favor de la dignidad de su pueblo y, en consecuencia, de toda América Latina»

Ese manifiesto es el paradigma de la desmemoria latinoamericana, y su texto y firmantes se pueden leer en: http://www.venezuelavetada.com/2011/04/manifiesto-de-bienvenida-fidel-castro.html

Pero no han sido solo esos palangreros -tanto intelectuales como editores y periodistas- que desde siempre se han arrimado al dinero fácil quienes han sembrado la desmemoria en estos pueblos, sino también un montón de gobernantes irresponsables junto a la conocida familia de tiranos del planeta, con su montón de leguleyos y escribanos que siempre los ha rodeado. Una muestra de ello se la puede ver en nuestra Asamblea Nacional, en cuyas actas de reuniones de plenos y comisiones simplemente se eliminan las intervenciones de la oposición; y para casos concretos se puede consultar el post del blog Apuntística del intelectual y diputado Luis Barragán en:http://lbarragan.blogspot.com.es/2015/04/soledad.html 

Es contra toda esa desmemoria que hay que seguir recordando cómo el chavismo ha desmadrado a un país que tenía posibilidades ciertas de dar el salto definitivo a la familia de naciones prósperas, y contra el silencio estadístico y la destrucción de información del Instituto Nacional de Estadística, como el de las oficinas de información de PDVSA, del SEBIN, del BCV, y contra todas las mentiras y omisiones de los medios ya envenenados y palangreados por el régimen, sea con Chávez como ahora con sus herederos.

Ya nos lo contaba García Márquez en sus Cien años de soledad, cuando describía la lucha de Jose Arcadio Buendía  «….contra las infinitas posibilidades del olvido», asociando cada objeto con papelitos con su nombre y descripción de uso: «…el enfermo se acostumbraba a su estado de vigilia, empezaban a borrarse de su memoria los recuerdos de la infancia, luego el nombre y la noción de las cosas, y por último la identidad de las personas y aun la conciencia del propio ser, hasta hundirse en una especie de idiotez sin pasado»…Esto es, siendo algo severos pero realistas, la idiotez del gentilicio.

Junto al reconocimiento entonces, que todos debemos a quienes combaten el olvido y el sopor del chavismo para con nuestra Historia como país y región, todos debemos exigirnos completar esa misión utilizando esa valiosísima información como argumentario permanente en todos los foros donde defendamos la reconquista de la libertad y la demoracia.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s