¿Qué hacer? (I/VI) : La división espiritual.


– En un país normal y libre, sus dirigentes máximos, aun dentro de sus diferencias, siempre logran la convivencia, aunque probablemente la dirigencia media y los militantes choquen más de lo debido, incluso dentro de sus mismas organizaciones; pero hasta los rivales más extremos saben y sienten que esa tierra es de todos, con líneas rojas que nunca se cruzarían, como el humillar al adversario, o el mandarlo a asesinar.

– Los problemas surgen cuando a algun grupo se le mete en la cabeza que tiene una misión secular, cual es imponer sus ideas, su raza, sus costumbres, o su religión, como la Inquisición, los promotores de la supremacía de la raza blanca, los integristas musulmanes, los neoliberales, o los fundamentalistas religiosos cristianos, entre otros.

– Todos ellos tienen un sustrato religioso o ideológico muy cerrado, impidiendo la disidencia, y el razonamiento con quien le es ajeno, así como la convivencia libre y democrática, lo cual empeora cuando acceden al poder, porque entonces esa misión salvadora -o purificadora- que solo existe en su imaginación, querrán imponérsela al resto, dentro de un Estado totalitario autosustentable, una vez tomadas todas las instituciones, el poder económico, el militar, y el cultural.

– Por supuesto que también los comunistas -los de verdad-, responden a esta misma dinámica, aunque es más que obvio que en casi todos los casos, tanto ellos como los anteriormente mencionados, lo que hacen es utilizar ese andamiaje ideo-religioso para justificar un único objetivo: dominar al prójimo como sea, apoderarse de la riqueza ajena, y cuando se pueda, dice la Historia, ir a lo bestia por las mujeres y niños; una Historia que nos enseña ese recorrido de iluminados y de farsantes, y nos revela cuan difícil es quitárselos de encima, puesto que tienen que suceder muchas combinaciones de eventos, casi siempre acompañados de enormes tragedias y sufrimientos sociales, para que se reestablezca la libertad. Si acaso, porque la unidad opositora, si bien es necesaria, no siempre es suficiente.

– El chavismo es eso justamente: una banda de farsantes que usa la mampara del socialismo del siglo XXI  para sus correrías, el sicariato -instaurado a partir del asesinato de Danilo Anderson-, el latrocinio, la imposición de mitos y costumbres, y la represión física y jurídica –como lo del CNE y el TSJ-. Pero lo peor de todo, es que para ellos no todos cabemos bajo el mismo cielo, porque en su imaginario, los opositores no somos venezolanos, sino fascistas apátridas -aunque hayan sido ellos quienes entregaron al país a los cubanos de los Castro, a Rusia, Bielorusia, China, Irán y Siria- y por ello cortan el presupuesto a estados y municipios gestionados por la oposición, y cuando ésta gana un referendum, Chávez lo define como una victoria de m…; el problema es que el país no solo está dividido entre chavistas y opositores, sino que presenta grietas enormes incluso dentro de estos sectores, lo cual, para el país, por la ineptitud y corrupción del régimen, no parece tener mayores consecuencias sobre lo ya visto y sufrido; en cambio, las divisiones opositoras sí impactan en la acción de los demócratas. Y mucho.

– En síntesis: de un lado se piensa que quien se opone al chavismo y al enfermizo culto a su fundador es un fascista, y del otro, quien le otorga importancia a lo social con relación al capital, es un comunista. Y dentro de cada sector, canibalismo burdo. A eso hemos llegado pues: a eliminar matices, a etiquetar la gente como ganado, a poner fronteras al pensamiento, lo que le da enorme vigencia al poeta León Felipe: en esta tierra maldita no hay bandos. No hay más que una hacha amarilla que ha afilado el rencor.

– Es lo que hay: un país con alma el partida, cual espejo del gentilicio.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s