¿Qué hacer? (II/VI) : La división chavista.


– La división interna entre los miles de chavistas ineptos que gobiernan al país, junto a los corruptos, los fanáticos de un modelo socioeconómico fracasado, y los millones de vivarachos que medran entre las migajas que restan de renta petrolera, pasa desapercibida frente a indicadores tan atroces como los de la criminalidad y la destrucción material de Venezuela –incluso estando unidos, y gobernando con lo mejor de su intelectualidad, si cabe el término, y hasta con Chávez vivito y coleando, el desastre sería el mismo.

– Pero la verdad es que nos gobierna un cuerpo chavista dividido, que disimula las grietas de su piel y la gangrena de sus partes, recubriéndose con la costra de la riqueza petrolera y los privilegios que de alguna forma todos sus miembros disfrutan. Aún, mientras haya.

– Porque en las interioridades del PSUV hay de todo: adictos al fantasma de Chávez –inseguros y débiles políticos que requieren de alguien que los guíe, aun en estado putrefacto o hinchado con formol-; profesionales fracasados que se toparon con oportunidades y riquezas nunca imaginadas; profesores universitarios sectarios, y algunos hasta locos, sádicos y asesinos –como Chirinos-; viejos comunistas y guerrilleros, que lo único que desean –luego de contemplar su fracaso cada mañana en el espejo – son unos reales para pasarlo lo mejor posible; cínicos que luego de tentar y corromper durante tantos años de democracia, se dedicaron a hacer lo mismo con los chavistas; adecos y copeyanos, masistas, miristas y afines, que durante décadas proclamaron su adhesión al régimen de libertades para luego ser cómplices de tanta porquería; militares mediocres que jamás habrían ascendido en democracia; pueblo raso de autoestima inexistente, intentando compensar sus complejos autodenominándose “revolucionario”; fundamentalistas marxistas, leninistas, maoistas, representantes -por vínculo de sangre- con integrismos musulmanes, con regímenes de habla árabe en sus versiones levantiscas, clásicas y norafricanas, cómplices de terroristas como el Chacal, de fundamentalistas persas; racistas que se autodefinen “afrodescendientes”; explotadores de indígenas disfrazados de defensores de lo “endógeno”; soñadores cuya buena fe, luego de 15 años ya se delata como complicidad frente a la corrupción y abuso general.

– A todo lo anterior se le suman los esbirros del régimen en sus dos variantes: los nativos, esto es, los colectivos, la guardia del pueblo, las milicias, con sus componentes masivas de malandros de barrio; y los importados, como los cubanos de los Castro, que luego de arrancar dientes a disidentes de la isla, ahora están acá, instruyendo a los locales, y apaleando ellos mismos, para mantenerse en forma. También están, aunque algo escondidos, aquellos extremistas seguidores del argentino Ceresole,  y obviamente los exatracadores de bancos y de variado prontuario al frente de las instituciones del Estado.

– Aunque la división más nítida, es aquella que separa a los chavistas militares de los civiles, y que para mantenerse en el poder, le impone a Maduro rotar endogámicamente a quienes le apoyan, y que frente a los tiempos terribles que se avecinan por la baja petrolera, le sugieren inventar enemigos alternos a EEUU, como Guyana y lo del Esequibo, para intentar ampliar la base de apoyo.

– Porque él sabe –o los Castro se lo han dicho- que al agotarse el chorro petrolero, y con ello gran parte de los privilegios de esos militares, éstos le podrían echar, para así entrarle directamente y sin intermediarios, a raspar la olla. Y a imponer su casta.

– Y esto último constituye justamente la tapa del frasco de nuestras desgracias: vivir gobernados por un civil inepto, o eventualmente por un militar que vendría a completar el saqueo.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s