Complejidad: el tiempo juega a favor de la barbarie.


El haber acumulado y sistematizado un enorme volumen de información histórica, hoy día permite apreciar como nunca la creciente complejidad en la que las sociedades humanas se han ido desarrollando con el pasar de los milenios; una complejidad siempre basada en nuestras emociones e imperfecciones de carácter, y que ahora dificulta más aun la gobernanza local y global, sea por disponer de armamento letal masivo, por saquear al planeta y convertirlo progresivamente en un basurero, y por ser ya demasiados, haciendo que esta pajarera que llamamos sociedad global comience a mostrar serios síntomas de agrietamiento en materia de convivencia, al no haber un lugar bajo el sol, para que todos puedan ganarse el sustento –y copiar los patrones de consumo con los cuales EEUU ha acondicionado la mente de todos-, o para refugiarse en el fanatismo religioso.

Por otra parte, desde la caída de la URSS, se ha ido intensificando el debate entre capital y trabajo, entre déficit público y superavit, entre inversión social y austeridad sin matices, entre tasar el capital, el patrimonio, la renta al trabajo, o todos a la vez -además del impuesto al valor añadido- con decenas de variantes sobre los montos a sablear, para financiar el funcionamiento del Estado, quedando pendiente el saber la receta ideal para establecer su alcance en la vida de los ciudadanos.

Ello indica que la complejidad social y la de la gobernanza están asociadas al hecho económico, creando centenas de capas de leyes y reglamentos contradictorios o imposibles de cumplir, o que están fuera de la realidad por factores culturales, como el de algunos países como Venezuela, la misma Italia, o Grecia, que desde siempre se han rebelado ante el principio mismo de autoridad.

Gobernar siempre ha sido muy complicado, y mucho más en democracia, donde hay que fraguar consensos, y acordar iniciativas a mediano y largo plazo capaces de desarrollarse a plenitud a lo largo del tiempo y los diferentes gobiernos. Por eso es que es fundamental que políticos y gobernantes estén capacitados, no solo en un oficio o profesión determinados, sino en la habilidad para aprehender la complejidad en la cual les toca desempeñarse, sea localmente, o en ámbitos más amplios, como el estadal y el nacional.

Pero el detalle está en que en democracia, esos gobernantes acceden a sus responsabilidades públicas por elección, de forma tal que si en la base misma del sistema hay un defecto estructural, como es la ignorancia, irresponsabilidad o indiferencia ciudadana, o su hostilidad por la clase política -que al fín y al cabo es su propia creación-, es casi imposible que la sociedad cambie para bien de todos.

Claro que burros gobernando los hay en todas partes, pero si su presencia estadística es relativamente baja el país puede prosperar -como Italia, o EEUU-, pero cuando la falta de formación y el desconocimiento de esa complejidad es total, entonces no solo se destruye un país, sino que también se aniquila la posibilidad de volverlo a rehacer, tanto por el desmoronamiento institucional como por la degradación del nivel del relevo que eventualmente estaría destinado a recuperar el terreno perdido.

Y ésta es la terrible doble realidad de Venezuela: una sociedad, cuya porción chavista carece de esa voluntad para la elemental reflexión que le impide comprender lo absurdo que les gobierne gente como Iris Varela, o Freddy Bernal, o todo el combo cuya lista puede verificarse en el enlace http://goo.gl/WtYwNK, y por otra parte que el paso del tiempo –ya van tres lustros- inevitablemente degrada al relevo.

El tiempo, pues, juega a favor de la barbarie.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s