Sordera ibérica.


iberia [320x200]Muchos compatriotas que ahora viven en España, Italia y Francia tienen la inquietante sensación de vivir dentro de una película ya vista, al haber comprobado que los partidos de derechas -Berlusconi, Sarkozy, Aznar-Rajoy-, ni son mejores ni menos corruptos que el resto, abriendo así posibilidades a alternativas muy conocidas por los paisanos.

En efecto, el desorden de Silvio y su literal puterío, por ahora ha desembocado en un gobierno del Partito Democratico, integrante de la familia socialdemócrata, cuyo neoliberalismo hace que de ésta no le quede casi nada, además de ser heredero de la extinta Democracia Cristiana, la ballena blanca que todo lo arropaba: los buenos, los pillos, los imputados, los sentenciados, los mafiosos…todo.

La alternativa a la italiana a una derecha y a una socialdemocracia irreconocibles, es el partido personalista de un cómico -de apellido Grillo y de nombre Pepe-, que no puede postularse para cargos públicos – se lo impide la Ley, al haber tenido en el pasado problemillas con la Justicia-, y cuya influencia creciente se presenta como una mezcla de autoritarismo y anarquía.

En Francia, luego del fracaso de la política económica y social de la derecha Sarkoziana, más los escándalos de corrupción, el actual gobierno -también en teoría socialdemócrata, ha actuado con una enorme confusión-. al punto de que la extrema derecha de Marine Le Pen se ha convertido en alternativa real.

El tremendismo de Grillo y Le Pen, que diluye por completo la sensatez de alguna de sus propuestas -que hasta podrían ser asumidas por el resto de los partidos- recuerda el del barinés cuando prometía “freir en aceite las cabezas de adecos y copeyanos”. Y gusta.

En España, al igual que en Grecia, y como probablemente ocurrirá en Portugal, el descontento no reventó por la ultraderecha, sino por otra izquierda, no la socialdemócrata del PSOE, también salpicado de corrupción y encarrilado hacia lo neoliberal, ni la de su alter ego Izquierda Unida, también con historias de tribunales, sino la de un movimiento de estructura aun indefinida, y con un líder que ha sabido agrupar la rabia de gran parte de una generación, que siente que no tiene futuro: Podemos, y su líder Pablo Iglesias.

En Podemos han manifestado entusiásticamente seguir a Chávez y a Fidel; lo cual fue el error político que ha despertado la preocupación de nuestros paisanos en la madre patria, aunque ese vínculo con ese par de degenerados latinoamericanos pareciera no importarle a los jóvenes ignorantes, con franelitas con la cara de un asesino –el Ché-, ni a los desempleados, que sienten que en los partidos tradicionales ya no hay futuro, ni a la clase media, que cada año se degrada más, mientras percibe como los corruptos se salen con la suya, en un sistema de leyes laxas e instituciones indiferentes.

Irónicamente, y para mayor confusión, quien lea las propuestas de Podemos, de inmediato las asociaría la verdadera socialdemocracia: la que hasta hace quince años contribuyó decisivamente a consolidar el estado de bienestar europeo.

Ello ha sido posible por la desviación programática del PP y PSOE hacia lo neoliberal puro y duro, confundiendo y alejando a sus votantes; y es  dentro de esta orfandad de alternativas confiables y no corruptas, que muchos compatriotas se alarman, al ver como esos dos partidos desdeñan a Podemos, tal y como hacían AD y COPEI con el Comandante.

Pero, ¿quién los va a escuchar?.

Hermann Alvino

vivalapolitica.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s