El salto táctico indispensable.


imagesLa realidad indica que por ahora no es posible entenderse con el régimen, sea porque a veces las cosas simplemente no son factibles, sea porque quienes invitan al diálogo y al  entendimiento no son capaces de obligar ni convencer para seguir esa vía, o por el radicalismo de quienes buscaron desordenadamente la calle, cargándose de paso cualquier avance en materia de entendimiento, si es que eso existió alguna vez.

Seguir insistiendo en un entendimiento al cual el régimen desdeña con saña, lo que causará es un enorme abismo entre la dirigencia opositora seria y el pueblo que hasta ahora ha confiado en ella. La esterilidad del llamado al diálogo, si bien puede asociarse a una responsable visión de Estado de sus protagonistas, significará más desesperanza en el pueblo opositor, al estar dicho llamado desprovisto de instrumentos de persuasión.

Los tres factores mencionados, de alguna manera se han combinado -y han conspirado- para que ahora solo existan dos escenarios:

El primer escenario, la retirada de la calle, que puede variar entre resignarse a esperar las elecciones futuras, a ver si se ganan espacios, mientras se continua con el llamado al diálogo, o redigirirse a un paro cívico extremo, a eso que llaman desobediencia cívica y pacífica, a ver si esto colapsa. Asuntos difíciles ambos, especialmente esto último, tanto por el sacrificio que implica, como por la incertidumbre en el logro del objetivo.

El segundo, igualmente complicado, diríamos horroroso, como es el buscar armas más contundentes para la pelea de calle, abriendo la caja de Pandora, guerra civil incluida.

Eso es lo que hay ahora, y por ello el juego está trancado.

Hasta ahora no ha aparecido una tercera via. Peor aun, a la oposición formal no se le ocurre nada.

Por tanto ya va siendo hora de ir pensando cómo salir de la trampa de esos dos escenarios mencionados, y dejarse de tanto diagnóstico y denuncias.

Estamos empantanados, y se requiere un salto táctico, y a quien se le ocurra concebirlo, mejor será seguirlo sin reservas.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s