El portal de la mentira y la manipulación.


Giorgos Katidis es un futbolista de 20 años del club AEK de Atenas quien hace pocos días, al marcar un gol se quitó la franela y, tatuajes al aire, como buen representante de su generación, saludó a la grada con el gesto nazifascista, la gracia le costará el veto para integrar su selección nacional, una multa importante y tal vez una rescisión de contrato. Visto lo que se le vino encima, Katidis negó ser un “fascista”, y dijo que no sabía que el saludo era -y es- lo que caracterizaba a quienes llevaron Europa a la ruina y convirtieron en cenizas a millones de personas. Lo peor es que probablemente él dice la verdad, siendo esa ignorancia otra característica de esta generación, paradójicamente cobijada por el mayor desarrollo tecnológico que el mundo ha vivido -un salto equivalente a la utilización del fuego a a la revolución industrial-.

Otro episodio sintomático se produjo en España un poco antes, cuando en Noviembre de 2011, los aspirantes a maestros de la Comunidad de Madrid se presentaron para un examen que seleccionaría a 489 de ellos; de los 14 mil examinados, hay porcentajes entre el 86 y 98% que no pudieron responder correctamente a preguntas de primaria, como ordenar de mayor a menor un conjunto de números, o clasificar a los animales. Entre las hilarantes respuestas hubo quien definió a la gallina como un mamífero, el gavilán como un… viajero, o la serpiente como… peligrosa.

(http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/13/actualidad/1363202478_209351.html).

Es realmente contradictorio que esta sociedad pujante se las haya arreglado para darle a sus jóvenes una educación y una formación alarmantemente deficientes, además de no haberles enseñado a comer con cubiertos a causa de su culto a la comida basura. En efecto, el tiempo y la dejadez de los gobernantes en esta materia están dejando en el olvido tanto la victoria en 1945 de muchos abuelos y padres sobre el nazifascismo, como su trabajo y constante apego a los valores democráticos y liberales que 44 años más tarde también permitieron a Occidente derrotar a la URSS y al comunismo. Ya no se perciben como reales las vivencias de quienes pagaron con enorme sufrimiento la conquista de vivir pacíficamente, aunque sea por algunos años, y ese desconocimiento de la Historia conllevará a repetirla, porque bastarían unos meses de extrema crisis económica global para que aparezcan los salvadores de siempre, que inventarán enemigos internos y externos y así conseguir el apoyo caluroso de millones de ignorantes para todas sus aventuras guerreras, iniciando así otro trágico ciclo.

A la irresponsabilidad de los gobernantes en materia educativa se le unen dos enemigos muy sutiles, como es el colectivo de marxistas-leninistas y el de neonazis, que ocupan centros clave de producción cultural desde los cuales van cambiando la relación y la interpretación de los acontecimientos pasados; unos recorren Europa diciendo que lo del holocausto judío no fue cierto, o se unen al fundamentalismo cristiano norteamericano que afirma que la evolución es solo una teoría, mientras que el otro se pasea por Latinoamérica cantándole a los “guerrilleros heroicos” -asesinos tipo “Che” Guevara- y a Fidel -con el beneplácito de la izquierda europea- en medio de un silencio cultural latinoamericano que disfraza la debilidad de los demócratas de la región con la excusa de ser “políticamente correctos”. Ejemplo de ello lo tenemos en el comportamiento patético de los Presidentes de Panamá y Chile frente al chavismo.

De estas alteraciones de la Historia los marxistas incluso nos han dejado testimonios gráficos, por ejemplo la “desaparición” a Trotzky de una foto con Lenin, y el retoque en la imagen del soldado que colocó la bandera soviética en el Reichstag alemán para borrar los relojes que había robado y que literalmente le cubrían los brazos. Ello se puede apreciar en los enlaces:

http://en.wikipedia.org/wiki/Censorship_of_images_in_the_Soviet_Union y

http://en.wikipedia.org/wiki/Raising_a_flag_over_the_Reichstag.

La versión “endógena” de los falsificadores de la Historia nos ha mostrado un inmediato y triste efecto en las palabras de una humilde venezolana, que mientras lloraba al extinto barinés, iba agradeciendo a Fidel por habérselo “cuidado”; la pobre nunca sabrá que fueron los mismos médicos cubanos quienes erraron diagnóstico y tratamiento inicial, sentenciando así a una rápida muerte a su “comandante”, ni sabrá que su ídolo murió secuestrado en Cuba, fuera de su terruño, mientras los cómplices de esa indignidad forjaban su firma para ir legitimando sus actos de “gobierno”.

Para el chavismo falsificador de la Historia, al igual que para los comunistas y los nazifascistas, todo vale: desde la destrucción de las reputaciones de los demócratas hasta el afirmar que un autócrata corrupto como Chávez fue el “Cristo de los pobres”; además, ellos van alterando el relato patrio para legitimar no solo el fallido golpe militar de 1992 sino todas las barbaridades que ha cometido la izquierda armada desde los años ’50 en Venezuela, dejando así indefensas de Historia y perspectiva a tres generaciones de estudiantes venezolanos, cuya única referencia ahora es Chávez, al igual que Fidel ha sido la única referencia para todo cubano que desde 1960 ha pasado por la escuela. Y para afincarse en sus mentiras utilizan todo el poder tecnológico que financian con el dinero de todos los venezolanos; de allí nació un enorme repositorio de falsedades al cual se puede acceder mediante el siguiente enlace web:

http://www.minci.gob.ve/wp-content/uploads/”.

Allí está todo, desde un manual de la ética socialista (!) hasta los primeros discursos del presidente usurpador, pasando por la visión “estratégica” del extinto y su peligrosísimas distorsiones y fábulas. En ese enlace está la clave de la manipulación chavista hacia su propio pueblo, y la semilla de esa nueva “historia” de Venezuela destinada a las próximas generaciones y consolidar así la ignorancia cultural del venezolano.

El portal referido pertenece al llamado “Sistema Bolivariano de Comunicación e Información”, allí se ordenan los documentos por año a partir del 2004, y su lectura, además de constituir toda una aventura de fantasía, es un llamado de atención sobre la dificultad que tendrá cualquier gobierno democrático futuro al tener que lidiar con un pueblo desinformado y espiritualmente envenenado.

Ya sabemos entonces que desactivar tanta mentira será lo importante, mientras que lo urgente ahora será votar por un Capriles que ha abordado esta corta campaña con una inmensa energía y una voracidad de triunfo admirables, al tiempo que su adversario, cual  usurpador constitucional, se presenta como sucesor y continuador de la maldad e ineptitud del finado, imagen que él va reforzando con las retransmisiones de ese programa que fue paradigma de la ordinariez y la mentira, el también extinto “Aló Presidente”. Todo cuadra pues.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s