Escorpiones


Los golpes de estado, sean éstos técnicos, secos o con plomo, se dan completos; pero esta gente no ha podido hacerlo, con lo que aun habiéndose cargado a la Constitución imponiendo un gobierno de facto, la situación de Maduro es muy frágil, porque si bien tiene el aval cubano, él no tiene el de los cuarteles criollos, ya que todo indica que a pesar de que el castrismo controla desde la administración pública no militar a la componente civil del régimen, esta metástasis cubana aun no ha terminado de fagocitar a nuestras fuerzas armadas, esto es, Maduro está duro, aunque no lo parezca. Él controla al partido del régimen, el PSUV, hace con la Asamblea Nacional lo que le place, tiene apoyo militar endógeno, y encima le sobran recursos financieros y materiales.

La fragilidad del gobierno Maduro se nutre además de las limitaciones que la Constitución impone al Vicepresidente encargado de la Presidencia: a diferencia del titular de ésta, Maduro no puede suspender las garantías constitucionales; así que cualquier persona, sea civil, militar o con ese status indefinido que otorga el pertenecer a las milicias que Chávez criminal e irresponsablemente creó y armó, podría aferrarse al artículo 333 que dice: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.”

Estaremos de acuerdo en que si se llegase a armar una pelotera como producto de la inconsciencia e irresponsabilidad de los radicales del régimen, sea en la dirección que sea –radicalizar el llamado “proceso” yendo en contra de Maduro y/o en contra de la dirigencia opositora- pues éste no tendría la autoridad para impartir las órdenes necesarias. De suceder algo, entonces sí el golpe dejará de ser seco, y se teñirá.

Otra loquera de Maduro es haberse ido a Cuba dejando encargado de la Presidencia a otro ministro –Navarro-, porque constitucionalmente, el Vicepresidente encargado del coroto tampoco está facultado para ello. Con esto la situación pasa a ser doblemente surrealista: írritos son los actos de Maduro como Presidente encargado de facto y por ello  anticonstitucionalmente, y más írritos son los de Navarro; y lo serían aun si Maduro estuviese encargado constitucionalmente.

De allí la importancia, para la fortaleza del sistema, en que Cabello, como Presidente de la Asamblea Nacional, debía encargarse de la Presidencia.

Maduro pues, tiene las manos atadas, y al igual que Chávez, también es rehén de Castro y de Ramiro Valdés, siendo algo así como “cornudo y apaleado” cual traidor a la patria y rehén figurante de un poder que no tiene.

Cabello simplemente espera su momento. Y en ningún caso la alternativa es buena para el país. Todos saben la espantada que le dio Chávez a su Teniente, como lo apartó y lo humilló mientras el coro de las focas lo secundaba en esa purga de corte estalinista. El detalle está en que Maduro sobrevivió, sabe quienes son sus enemigos y sabe como proceder cuando le toque.

Mientas tanto es curioso ver a Maduro y a Cabello con sonrisas que denotan una indudable felicidad al encontrarse con Raúl Castro, mientras que a pocos centenares de metros de tanta manifestación de alegría Chávez agoniza. Menos mal que todos están tristes por la enfermedad de su jefe, y menos mal que ellos –dicen- lo quieren e idolatran, porque de lo contrario de seguro lo desconectarían del tubaje que aun lo mantiene con vida.

Son cosas normales de la naturaleza de los escorpiones.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s