Que no digan luego que no se les avisó


Vale la pena leer detenidamente el escrito “La Mecánica del Fraude” publicado por el General Peñaloza en su blog:

http://www.puestodecombate.org/

Solo con el título ya puede saberse de que va dicha entrega, solo que esta vez llama poderosamente la atención el nivel de detalle con que se describe el escenario de escamoteo de votos por parte del régimen.

A algunos lo que allí se afirma quizá les pueda parecer exagerado, o incluso asociarlo con elucubraciones que ven conspiraciones por todas partes, mientras que otros, en cambio, confirmarán sus temores. En cualquier caso todo lo que allí se expresa es creíble, y eso es muy importante dadas las consecuencias que implica. Así que hay que recordar lo que decía Reagan cuando las negociaciones de desarme y disminución de cabezas nueclares con la URSS: confía, pero verifica.

Si los encargados de la campaña electoral de la oposición realmente confían, pues que también verifiquen, por si acaso, porque no se trata ya de la dinámina que ha prevalecido hasta ahora en la que todo el que aborda el tema del fraude es sistemáticamente catalogado de alarmista o imaginativo: ya el asunto ha dado un salto de calidad por una sólida lógica chavista que se expresa en una fina y constante estrategia de propaganda, y que sin quererlo inevitablemente trae el tema del fraude al debate nacional, entiéndase al discurso de Capriles, aunque tampoco él pueda desearlo.

La lógica chavista frente al fenómeno o la creencia del fraude es impecable, veamos:

1- Si no hay fraude, y la oposición concuerda con ello, y gana Capriles, pues a ver qué pelotera armará el chavismo para incendiar al país, o a lo mejor la presión interna y externa es tan grande que al final aflojan y reconocen la derrota. Amanecerá y veremos.

2- Si no hay fraude, y la oposición concuerda con ello, y gana Chávez (estando vivo se sobreentiende, porque aún no se sabe si llegará vivo al puerto), pues nada, se terminó de fregar el país, y la oposición a intentar sobrevivir como alternativa política a futuro. Y si luego de ganar se muere pues los escenarios serán otros, que ya comentaremos otro día.

3- Si hay fraude, y la oposición ni se entera, y obviamente gana Chávez, vale lo del punto anterior.

4- Si hay fraude, y la oposición ni se entera, y aun así gana Capriles, pues vale lo del punto 1, aunque el chavismo debería ser muy bruto para preparar un fraude a su favor y aun así perder las elecciones. Pero cuidado, aun sabiendo que es prácticamente imposible, ya ha pasado en otras partes.

5- Si hay fraude, y gana Chávez, pero la oposición sabe que hubo fraude (porque de seguro aparecerían evidencias de ello, y porque durante todo este tiempo la sospecha ha estado en el ambiente, comenzando por las irregularidades en el registro electoral y el misterio del software y hardware así como los protocolos de seguridad de las redes de transmisión de datos) entonces será difícil que ésta acepte los resultados. Y allí es donde la lógica chavista se anotará un tanto a favor, porque ellos tienen semanas vociferando que su triunfo no será reconocido, y lo hacen en todos los foros internos y externos para consolidar la siguiente matriz de opinión: que el triunfo de Chávez es ya un hecho, y que la oposición no lo reconocerá, porque en el mundo al revés en que el régimen obliga a vivir a los venezolanos, todos saben que en condiciones normales, sin escamoteo de votos, un triunfo de Capriles no sería reconocido por el régimen.

Por tanto, suponiendo que en efecto se esté preparando un fraude, paradójicamente el objetivo de Chávez es alimentar al máximo la sospecha de su existencia, porque ésta sería la base de la rebelión opositora sin que ésta pueda tener pruebas sólidas, esto es, el fraude no podrá probarse (al menos de inmediato), por lo que ésta, a hechos cumplidos,  será decisivamente desprestigiada por Chávez luego de ser proclamado ganador al meterla por uno de estos dos callejones sin salida:

a- Si la oposición reconoce el triunfo de Chávez, además de haber sido derrotados todos sabremos que hemos sido unos pendejos.

b- Si no se reconoce el triunfo chavista, la oposición aparecerá en todo el planeta como ambiciosa y antipatriótica, justamente lo que el régimen anda diciendo de ella desde el inicio.

¿Cómo evitar esto? No es sencillo, lo ideal sería pensar que el régimen jamás se ha planteado escamotear votos y que permita acceder a toda la infraestructura electoral para verificar el proceso, desactivar así las sospechas y que todos puedan prometerle al país que reconocerán los resultados.

Sabemos que eso no será posible porque ha habido demasiadas movidas raras en el CNE y el régimen sigue poniendo barreras a la verificación. Además el discurso chavista jamás ha planteado que reconocería su derrota en caso de producirse.

El problema es que si no se actua ahora luego será tarde, porque de ser cierto lo que se está cocinando, claramente se activaría irreversiblemente el escenario 5. Sabemos que Capriles es un hombre de Estado, a diferencia de Chávez que es un inconsciente e irresponsable, y por ello estamos seguros que jamás le daría un palo a la lámpara. Pero si no quiere sufrir la lógica de la encerrona que le tienen preparada debe actuar de inmediato y plantear el asunto nacional e internacionalmente y forzar la verificación completa del proceso.

Capriles se está ganando a pulso la presidencia; eso en criollo contemporáneo claro y raspado se diría que le está echando un caminón de b…, y él sabe muy bien que mientras se esté ganando el juego electoral no debe detenerse, mucho menos para revisar sus reglas, porque al reanudarlo las cosas podrían haber cambiado.

Y en efecto, éste es un juego que ahora él puede estar ganando, por lo que es difícil aceptar la paralización del partido y la revisión de sus reglas, pero si continua sin hacer nada y al final pierde porque ha habido truco de nada le servirá tanto esfuerzo.

Nada se pierde entonces por echar el resto y forzar al régimen a jugar de otra forma.

Estamos seguros de que él lo sabe, y estamos seguros de que muchos de su entorno no lo ven de esta forma.

Que no digan luego que no se les avisó.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s