El innombrable


No, no nos vamos a referir indirectamente a Chávez, ni al malvado de la saga de Harry Potter, sino a una dolencia tan democrática como la criminalidad causada por el desgobierno chavista, o sea al cáncer, puesto que ambas nos afectan o nos pueden afectar a todos, sin distingo de nada. Muy democráticas pues. Por ello, de éste y al igual que de la delincuencia , hay que saber por lo menos lo indispensable para verlo de frente, comprenderlo, gestionarlo y pelearlo.

El resto son esperanzas vacuas que no funcionan, santerías, sincretismos, milagros inexistentes, o medicamentos chinos fraudulentos.

Porque el asunto se desarrolla a nivel atómico: cuando los mecanismos de gestión dentro de la célula se alteran, como estos mecanismos están constituídos por moléculas –y éstas por átomos- la pelea se desarrollará allí precisamente, en el reino de lo cuántico, de la incertidumbre, y por ello de las probabilidades.

El resto es ignorancia, legítima y aceptada como biombo que oculta el miedo que todos llevamos por dentro y que de vez en cuando se manifiesta con escalofríos, o haciéndonos sentir un terrible vacío en las visceras.

Si es Usted un experto oncólogo como la gran mayoría de nosotros los venezolanos que sin ser médicos opinamos sobre cualquier cosa entonces puede saltarse los primeros 24 puntos. Si es médico léalos todos y comente las inexactitudes, y si sabe poco de la materia acá tiene un “kit” de información básica que podrá interesarle:

1- Las células normales y saludables nacen, crecen, se reproducen y mueren, y el cuerpo se encarga de reponerlas donde y cuando haga falta.

2- En las células cancerígenas la estructura molecular ha sido modificada para que se sigan reproduciendo aun sin que el cuerpo lo requiera ni lo necesite y/o se mantengan vivas por mucho más tiempo que una célula sana.

3- Estos crecimientos o proliferaciones desordenadas de células en un tejido u órgano se denominan tumores. Los tumores son benignos o malignos. Los benignos no exportan sus células a otras zonas del cuerpo, por ello no constituyen grave peligro y pueden extirparse completamente. Los malignos sí tienden a exportar células cancerígenas a otras zonas (metástasis) extendiendo así el grave peligro que constituye el tumor primario o inicial por sus efectos y dolores a otras partes del organismo.

4- La metastasis es así la migración de células cancerígenas a otros tejidos y órganos utilizando la sangre o la linfa como medio de transporte, además de irse ubicando en los tejidos anexos al tumor inicial. Las células del tumor original se instalan así en otras partes del cuerpo para reproducirse a su vez e ir extendiendo el cáncer.

5- Las células son características para cada tipo de cáncer, presentando diferencias químicas y físicas entre ellas. Los crecimientos por metástasis en otras zonas del cuerpo  tendrán el mismo tipo de células que el tumor primario que produjo dicha metástasis.

6- De acuerdo al tipo de cáncer la metástasis tiende a afectar ciertas partes del cuerpo; por ejemplo, el cáncer de pulmón tiende a extenderse a los huesos y al cerebro, el cáncer de próstata tiende hacia los huesos, el cáncer de colon hacia el hígado.

7- Cuando la alteración celular no se produce en un tejido u órgano sino en la misma sangre el término utilizado es linfoma, leucemia, o mieloma múltiple.

8- El orígen del cáncer es variado debido a factores hereditarios y a factores de riesgo como el tabaco, contaminación por asbestos o pesticidas, alcohol, cercanía a grandes campos electromagnéticos, aditivos de alimentos procesados, falta de ejercicio, exposición al sol sin protección, estrés permanente, además de una combinación hereditario-ambiental de dichos factores, o debido a enfermedades virales y bacteriales tales como el HIV y la hepatitis, sin descartar los efectos que pueden causar la heliobacteria o el virus del papiloma humano.

9- Todos esos factores pueden alterar en algún momento los resortes del ciclo de una célula, convirtiéndola en cancerígena. Y cada uno de dichos factores abre rutinas de prevención del cáncer, algunas ya estandarizadas y que constituyen protocolos de actuación sobre la población por parte de las autoridades sanitarias con campañas que invitan sea al diagnóstico temprano por estratos poblacionales como a comportamientos adecuados para minimizar los efectos de los factores mencionados.

– Por ejemplo el asunto de los radicales libres que abundan en ciertos alimentos, consiste en las correrías por nuestro organismo por parte de pandillas de moléculas a las que le falta un electrón, el cual desean conseguirlo a toda costa, pues las leyes del equilibrio químico así las obligan, y ese electrón se lo pueden robar a alguna proteína, o a alguna molécula que constituye un trozo del ácido desoxirribonucleico o ribonucleico, y puesto que éstos son los contenedores del código genético y por ello de reproducción y ciclo de vida celular, pues hay una posibilidad de que alguna célula de la siguiente generación salga defectuosa. Por eso se habla de evitar en lo posible alimentos que generen radicales libres. Y razonamientos similares pueden hacerse tanto con la posible alteración celular que pueden causarle a la piel los rayos solares de cierta frecuencia, como con cada factor anteriormente mencionado.

10- Los síntomas son igualmente heterogéneos dado los numerosos tipos de cáncer. Se pueden presentar dolores de cabeza que no remiten, sangramientos diversos, cambios en los hábitos excretores, aparición en la piel de verrugas o nódulos o cambios de color y consistencia de éstos, tos permanente, dificultad para la digestión, cambios de peso sin razón aparente, molestias en la vista, inflamaciones de la piel, dolores en alguna parte interna del cuerpo, etc.

11- Hay muchos tipos de cáncer:

– Del cerebro y sistema nervioso central.

– Del sistema endocrino (por ejemplo, la tiroides).

– De los ojos, boca y cuello (ejemplo el cáncer de laringe).

– De pulmones con diversas variantes.

– Del sistema digestivo: esófago, estómago páncreas, hígado, intestino delgado, colon, recto, ano.

– Del sistema excretor urinario: riñón, vejiga, uretra.

– Del sistema reproductivo: mamas, cáncer cervical, endometrial, de ovarios, uterino,  vaginal, de próstata, de pene, testicular.

– De la sangre y el sistema inmunológico: leucemia, linfoma, mieloma múltiple.

– De diversos tejidos, llamado sarcoma, en músculos, tendones, vasos sanguíneos o linfáticos y nervios.

– De la piel y huesos, junto al melanoma.

12- Las técnicas de diagnóstico del cáncer también puede ser variadas, dependiendo de los síntomas, o del historial de la persona, y pueden ser más o menos invasivas, desde la toma de tejido para su examen microscópico (biopsia) hasta el uso de radiaciones de diverso tipo para obtener radiografías o imágenes de diversas clases como las tomográficas, análisis de sangre con marcadores específicos, de saliva, o cirugía exploratoria.

13- De acuerdo al país, y al entorno sociolaboral,  existen programas institucionales de detección temprana del cáncer, algunos de obligatorio cumplimiento y otros que se basan en la educación e información de la población para que de acuerdo a su edad, raza, actividad, o historial de salud se sometan a exámenes específicos a partir de cierto período de su vida.

14- Existen metodologías establecidas para describir el estado de avance y la gravedad de cada tipo de cáncer; éstas se basan en escalas de sucesiva gravedad: tipo I, II, etc, teniendo para cada nivel determinadas características específicas para cada cáncer, así como la extensión o el potencial de metástasis.

15- El abordaje del cáncer es muy variado dependiendo del tipo de dolencia, de la etapa en la que se encuentra al ser detectado, así como del estado general y características concretas de cada  paciente, aunque se puede resumir en lo siguiente:

– Operar: lo cual implica intentar extirpar el cáncer en su estado inicial o ya con cierto desarrollo, sin que haya habido metástasis. La extirpación completa no es sencilla ya que siempre puede haber células cancerígenas que queden adheridas al tejido, con lo cual para eliminarlas y prevenir su posterior multiplicación y migración a otras zonas se procede a combinar la radiación, la quimioterapia u otra terapia para el caso específico. La tecnología desarrolla permanentemente nuevas maneras de operar, como el uso del láser y la criogenia, y cada vez hay más técnicas para resolver a escala atómica para detectar las eventuales células remanentes, como por ejemplo el uso de la fluorescencia.

Eventualmente luego de cierto tiempo o periódicamente puede haber reincidencia del cáncer en la mismo lugar o zona , lo cual obliga a repetir el procedimiento e impedir en lo posible la metástasis. Con el tiempo, el estado de salud de cada paciente determinará hasta donde este abordaje será posible a sabiendas que cada reincidencia tendrá un creciente riesgo de producir metástasis o complicaciones operatorias.

– Si el cáncer no es operable se procede a alguna de las terapias establecidas, con el objeto de eliminarlo, reducir el tamaño del tumor y de paso sentir menos dolor por la presión que éste ejerce en las zonas adyacentes, facilitar ciertas funciones corporales, o simplemente para disminuir su velocidad de crecimiento. El no poder frenar su desarrollo convierte las terapias en paliativos para mantener en lo posible cierto nivel de calidad de vida del paciente, su autonomía, sus funciones corporales, o su nivel de dolor.

Las terapias de tratamiento del cáncer, además de la cirugía, son:

– La irradiación o radioterapia (desde afuera del cuerpo o implantandole emisores) con efectos colaterales de quemaduras, cansancio, disminución de glóbulos blancos.

– La quimioterapia, con drogas que atacan a las células con cáncer (pero también a las células sanas) con efectos como la fatiga, vómitos, falta de apetito, cansancio, caída del cabello, etc.

– La terapia hormonal, para combatir cánceres que dependen de hormonas del crecimiento, sea con drogas para inhibir su producción o extirpando directamente la glándula que produce dicha(s) hormonas. Igualmente se producen diversos efectos colaterales sobre el paciente.

– Las terapias biológicas, que intentan aprovechar el potencial del sistema inmunológico mediante anticuerpos monoclonales, interferón, etc. para potenciar las células de defensa tipo “T” y hacer más reconocibles a las cancerígenas para que puedan ser atacadas por aquellas, o reprogramar las células cancerígenas para que se comporten con normalidad, pudiendo causar –además de los efectos colaterales mencionados para las otras terapias- fiebres, escalofríos, dolor muscular, entre otros.

– A lo anterior se suma una gama de terapias moleculares diseñadas para modificar porciones de genes a fin de alterar la producción de proteínas relacionadas con la multiplicación celular y provocar la muerte de las células cancerígenas, además de las terapias fotodinámicas con cuyas frecuencias de luz se provoca la reacción de medicamentos específicos ingeridos con anterioridad para la formación de cierto tipo de oxígeno que eliminaría los tejidos cancerígenos.

16- El cáncer presenta entonces los siguientes escenarios de evolución:

– Recurrencia local, esto es cuando el cáncer reaparece en el mismo lugar o sus cercanías.

– Recurrencia regional, al detectarse un crecimiento tumoral en los nódulos linfáticos cercanos al tumor original.

– Recurrencia distante, esto es, metástasis en zonas lejanas a la inicial.

17- Los escenarios de evolución del paciente se corresponden con el desenlace de las posibilidades anteriores, esto es:

– Que las terapias utilizadas y la condición general del paciente produzcan a una total curación, aunque claramente ésta es más probable en las primeras etapas de desarrollo del cáncer cuando aun no ha habido metástasis.

– Así mismo la recurrencia local, e incluso regional, puede reoperarse o someterse a diversas terapias en diversas ocasiones, prolongando así la vida del paciente, dependiendo de su salud, edad y muchos otros factores. Con ello además se gana tiempo mientras aparecen nuevas técnicas de combate a la enfermedad.

– Eventualmente la enfermedad se niega a remitir y la metástasis se hará inevitable afectando así a varias de las zonas comentadas de acuerdo al tipo de cáncer. Los tratamientos paliativos irán evolucionando junto a la gravedad del paciente. La etapa final será problemática porque el paciente podría no tener la capacidad motora para ingerir medicamentos para el dolor, o antibióticos para combatir infecciones. Se podrán producir complicaciones tan variadas como obstrucción pulmonar y de las mucosas, espasmos, fatiga, falta de oxígeno, tos, ansiedad, o delirio, y la muerte también podrá aparecer por diversas causas como la asfixia, infarto, el ictus, insuficiencia renal o hepática, etc.

18- Sobrevivir al cáncer puede ser relativamente sencillo o más complicado. Es sencillo cuando se diagnostica a tiempo y no es un cáncer considerado estadísticamente como “raro” o de alto potencial de crecimiento y fatalidad. Es complicado cuando aun pudiendo tener curación –no reincidencia- si se detecta y aborda tempranamente éste se diagnostica y comienza a tratar en etapas medias o avanzadas.

19- Por ello, los cánceres de alta supervivencia en sus etapas iniciales incrementan enormemente la mortalidad cuando se intentan curar una vez que han superado ciertas etapas de desarrollo. Aun así hay pacientes cuyos cánceres ya desarrollados e incluso con metástasis pueden remitir por efecto de las terapias adecuadas.

20- Los índices de supervivencia de acuerdo al tipo de cáncer indican que casi todos ellos son curables, y por ello el paciente, luego de saber su mal, no deberá resignarse y pensar que morirá en poco tiempo morir al poco tiempo.

21- Además del tratamiento adecuado, cuyas terapias cada año son más eficaces, la clave es la prevención y el dignóstico temprano, con lo cual será importante una vida sana dentro de lo posible –hay entornos laborales,  familiares y culturales que lo dificultan- y chequeos médicos a lo largo de la vida de acuerdo a protocolos establecidos por las autoridades de la salud.

22- Las estadísiticas de supervivencia –prógnosis- toman como parámetro importante el lapso de 5 años luego del diagnóstico fundamentalmente a título de estándar de comparación entre tipos de cáncer.

21- Estos índices hay que tomarlos como lo que son: un promedio que intenta darle sentido a un grado de incertidumbre inherente a todo proceso. Por ejemplo, que un 60% de afectados con cierto tipo de cáncer estén vivos luego de cinco años puede indicar tanto que estén curados completamente como que no lo estén y que siguen o no en tratamiento, pudiendo fallecer posteriormente sea por dicho cáncer o por cualquier otra causa (después de todo todos moriremos en algún momento).

De dicho ejemplo también se deducen dos cosas:

– Que el 40% de pacientes que no ha sobrevivido durante ese período de 5 años también pudo haber fallecido por otras causas diferentes.

– Que muchos fallecimientos se deben a causas muy distintas al cáncer, y uno puede vivir hasta el final con un cáncer cuyos efectos realmente letales se manifestarían mucho después de haber fallecido por otras causas. Es el caso, por ejemplo, del cáncer de próstata relativamente tardío en gente muy anciana que fallecerá por otras causas.

22- Por ello el análisis de estas tablas debe recordar que éstas son agregados de datos. Lo ideal y menos incierto es disponer de datos no solo por tipo de cáncer sino por edades, raza, entorno sociolaboral, y etapa de diagnóstico del respectivo cáncer.

23- Existen además índices de recurencia de cáncer, que indican el promedio de lapsos sin recurrencia de la enfermedad.

24- Estos datos son continuamente actualizados y se pueden conseguir en las páginas de instituciones especializadas de esta enfermedad.

25- El problema con el cáncer de Chávez es que no se ha dicho claramente de qué se trata. Solo se puede especular sobre lo que se sabe, de sus viajes, del número de operaciones, y de su apariencia. El resto son rumores, muchos de ellos generados por su mismo entorno, (sea por ignorancia o a sabiendas del tipo de desviación de atención que se busca), por sus enemigos en el país, por sus enemigos (por mampuesto) cubanos en Miami, etc.

26- Con ello se genera una incertidumbre impensable en un país normal o medianamente organizado, donde una enfermedad que ha causado 200 días de ausencia real del jefe de estado no pasaría el primer filtro de transparencia informativa ni de tolerancia ciudadana. A eso nos ha llevado la malignidad del castrismo derivada de la opacidad estalinista, y la irresponsabilidad e ignorancia del chavismo y de sus seguidores.

27- Lo que se sabe para establecer alguna base de especulación es lo siguiente:

– Que ha habido un diagnostico tardío, lo cual implica que el cáncer ya no estaría en las primeras etapas de desarrollo, sino de la segunda en adelante.

– Que ha sido operado tres veces en menos de un año.

– Que a las operaciones se han complementado con otras terapias.

– Que en una de las operaciones se trató con un “tumor absesado” de 2 cm, o por lo menos eso fue lo que declaró Chávez.

28- La palabra clave “absesado” es más importante que el tamaño del tumor, e indica que pudo haberse producido una incursión del tumor en áreas vecinas. Si ello se combina con las diversas operaciones se tienen dos escenarios:

– Un escenario de mucha gravedad, dado que la rapidez de expansión, reincidencia o capacidad de metástasis ha obligado a operar varias veces en menos de un año.

– Un escenario de poca gravedad, en el cual el tipo de cáncer presenta una baja velocidad de crecimiento o reincidencia, permitiendo varias operaciones que aseguren al máximo extirpación del tumor y la limpieza de la áreas adyacentes.

En cualquiera de estos dos escenarios el término “absesado” confirmaría lo del diagnóstico tardío en el sentido que ya no estaríamos en la etapa O, o I, sino que éste por lo menos se ubica en el segmento último de la etapa II, la cual ya es preocupante para cualquier tipo de cáncer porque implica penetración del tumor en el tejido que le sirve de substrato para seguir invadiendo con más profundidad, por ejemplo hacia los nódulos linfáticos y vasos sanguíneos.

29- Con relación al tamaño, en primer lugar faltaría por ver si realmente son 2 cm o estamos en el rango criollo del “más o menos”. Por otra parte el tamaño del tumor no tiene necesaria correlación con la penetración que pudo haber realizado en el tejido circundante.

Por ejemplo, un tumor en el recto de 2 cm que no ha producido metástasis –etapas O, I, II tiene un 90% de índice de supervivencia luego de 5 años, y el tamaño per sé no es tan importante, al igual que no lo sería si se tratara de un cáncer de páncreas, donde la etapa sí es fundamental, teniendo la etapa inicial un 20% de supervivencia a 1 año y solo del  4% a 5 años.

30– Del tipo de cáncer, solo podemos basarnos entonces en las informaciones indicadas, y como complemento repasar las imagenes y videos anteriores para cerciorarnos de cómo se veía antes de toda esta historia: ¿perdiendo peso? No parecía. ¿adolorido y fatigado? Tal vez algún síntoma en una de sus piernas.

31- Del tipo de cáncer solo caben las especulaciones:

– Cáncer de próstata, como afirman algunos, posible por los muchos años del paciente como fumador, pero improbable puesto que el avance de dicho cáncer es generalmente hacia los huesos y no hacia otras vísceras. El “tumor absesado” del que el mismo Chávez habló no indica nada de metástasis hacia los huesos.

– Cáncer de colon, cuya metástasis es generalmente hacia el hígado y los riñones.

– Sarcoma, o cáncer de tejidos o músculos en la parte media o inferior del tronco, o de vasos sangíneos próximos o dentro del hígado (lo cual sería debido fundamentalmente a larga y profunda exposición a ciertos tipos de plásticos), o en el intestino delgado, que se manifiesta entre otras cosas por una inesperada pérdida de peso (pero Chávez estaba cada día más gordo).

– También se puede hablar de mesotelioma –cáncer- en peritoneo, lo cual sería muy raro porque además estaría provocado por contaminación  por asbesto hace mucho tiempo, y no nos imaginamos a Chávez ni a su tropa utilizando asbestos para edificar nada, además su incompetencia en la materia de seguro habría provocado el colapso de la edificación liquidándolos hace mucho tiempo.

No lo sabemos pues. Amanecerá y veremos. Mientras tanto el chavismo se prepara a una campaña muy a distancia mientras Capriles recorre caminos y visita familias en todo el país. Imagen contra contacto es la pelea, si es que Chávez vive para contarlo. Y si no lo logra o unge a otro candidato la estrategia no cambiará, porque le faltará tiempo para ello.

Aunque por otra parte el chavismo sigue montado en la olla del CNE, y a Capriles eso parece no importarle mucho. Fraude contra ingenuidad, parece ser también la pelea.

Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s