Impedir el fraude electoral


En los países normales es natural elegir representantes de toda índole, y en pocas horas, conocer los resultados presidenciales, al congreso, alcaldías, consejales, fiscales de distrito, jefe de bomberos, sherifs, y todo lo que haya que elegir por votación universal y directa. Y en pocas semanas, muy pocas, se produce la transmisión de mando. Son votaciones por lista, nominales, por máquinas, con papeletas, tarjetones e infinidad de variantes, que luego se totalizarán a mano, o con lectores ópticos, y al final se suma, se hace el reparto y ya está.
Simple…siempre que se tenga un sistema confiable de identificación ciudadana, unas autoridades electorales confiables –que hasta dependen del respectivo Ministerio del Interior (!)- funcionarios de mesa decentes, que saben además que de nada serviría la picardía porque todo está controlado a través de listados de votantes y mecanismos de totalización igualmente confiables que hacen difícil trampear por el buen diseño del proceso. Y quien pierde estando en el poder, pues entrega sin problemas. Es lo normal, porque en democracia real siempre habrá otra oportunidad más adelante, y se puede convivir tanto con la victoria como con la derrota cuando el control electoral asegura que la identificación plena de los ciudadanos con derecho a votar y la respectiva sede para hacerlo, el proceso, el material de votación, el software y los equipos de totalización están abiertos a cualquier auditoría y están controlados por equipos humanos honestos.
No así en Venezuela, donde las trampas electorales prechavistas creadas dentro de los partidos, sindicatos y casi todas las organizaciones civiles han dejado un sustrato cultural ideal al actual régimen, que lo ha sabido desarrollar a plenitud dentro de su cultura antidemocrática, donde los ciudadanos no están identificados con exactitud, manteniendo el régimen esa nebulosa para poder cedular extranjeros irregulares, revivir muertos y asignarle un centro de votación, transladar votantes sin que éstos se percaten, asignar múltiples centros de votación a votantes afines, escamotear las notificaciones a quienes serán funcionarios de mesa de la oposición, y entregarle a los militares, sin control civil alguno, toda la logística del translado de material y actas más el filtraje de votantes en las puertas de los centros. En el otro extremo del proceso están el software de totalización y los equipos para ello, de los que se desconocen el lenguaje fuente de los programas, los algoritmos para calcular y totalizar, etc.
El blindaje del régimen es tan sólido que ni siquiera serán útiles los protocolos creados por las organizaciones internacionales de observadores electorales, puesto que éstos se limitan a la votación y totalización, cuyas etapas previas, siendo ya hechos cumplidos, se basan en la honestidad y transparencia democráticas. Los observadores pensarán erróneamente que estarán entre gente normal donde la suma se corresponde con las reglas reales de la aritmética y donde están todos los que son y son todos los que éstán.
En las pasadas elecciones parlamentarias ya hubo esa aritmética tramposa que le dió mas diputados al régimen que las perdió aplicando eso de auctoritas non veritas facit legem -es la autoridad y no la verdad quien produce la Ley-. A Chávez, de paso, las elecciones legislativas y la Asamblea Nacional le importan un comino; es en el 2012 donde él se jugará el poder, y lo defenderá como sea. Por lo que hay que impedir el fraude electoral que seguramente se cocina ahora mismo. Los personajes representando a la oposición dentro del CNE son los de siempre, y difícilmente podrán cambiar esta realidad. Por ello la MUD y todas las organizaciones civiles democráticas deben abordar este asunto seriamente y de una vez por todas. Para ganar o perder en buena lid.
Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s