El rey está desnudo, o no lo está…


En un estudio global de la empresa Gallup sobre la percepción de felicidad y progreso, los resultados son en parte sorprendentes: primero aparece Dinamarca donde el 72% de su gente piensa que está prosperando, luego Suecia y Canadá con 69%, siguen Australia con 65% y Finlandia con 64%. Ello parece normal ya que los países nórdicos junto a Canadá y Australia, Suiza o Noruega siempre lideran estos estudios. Lo que llama la atención es que junto a Finlandia está Venezuela, con también 64% de población que piensa que está progresando. El estudio puede verse en:
http://www.gallup.com/poll/147167/high-wellbeing-eludes-masses-countries-worldwide.aspx
Algunas lecturas que se pueden deducir son:
—Que la mayoría siente de veras que prospera, aunque no sea cierto. De ser así el régimen ha sabido comunicar y convencer que el Socialismo del Siglo XXI es lo mejor que nos pudo haber pasado, y que no es cierto eso del deterioro en lo económico como en casi todos los indicadores claves de calidad de vida, o aquello de la criminalidad ya imparable junto a la degeneración política y de las instituciones que impiden la prosperidad general e individual, salvo para los amigos del régimen.
— Que hemos llegado a un doble y simultáneo abordaje de la realidad, donde se vive la rutina con todos sus problemas y arañazos para llegar a fin de mes, vivo, pero se lo realiza en piloto automático, para que por dentro nos afecte lo menos posible: algo así como tener un aparato de mp3 conectado todo el tiempo a nuestros oídos para que no nos embrutezca el ruido y tráfico callejero, aunque en el fondo siempre nos acompañe la desesperanza, pero arropada por el autoengaño, en una suerte de combinación para darnos paz interior que haría morir de envidia a un psicoanalista argentino.
—Que la mayoría siente de veras que “no” prospera, pero expresa lo contrario, en una sólida y admirable demostración que de nada vale quejarse, y que lo adecuado es salir a pelear cada día y en cada esquina por la propia felicidad y progreso.
—Que los datos los obtuvieron de afectos al régimen, de esos que se ven en fotos que circulan por la red paseando y comprando por Miami y apostando en Las Vegas, o bebiendo durante el viaje en aviones privados. Si entrevistasen a la diáspora venezolana que vive por esos lados les dirá que en efecto sí prospera, pero “fuera” de Venezuela. Si entrevistasen en cambio a quienes se han beneficiado de las expropiaciones y los abusos del chavismo hacia la propiedad privada dirán que ellos progresan “dentro” de Venezuela.
—Que los datos son inventados, o amañados, o las preguntas de exploración mal formuladas y arrojaron resultados erráticos. Y vaya Usted a saber cómo los interpretaron, puesto que la prosperidad o el progreso pueden tener significados diferentes en Finlandia o en Mapire, en Estocolmo o en Achaguas. Lo mismo vale para el concepto de felicidad, en cuya escala mundial Venezuela siempre ronda las buenas posiciones, cosa inexplicable para algunos puesto que hace ya años, antes de Chávez, Yordano en “Vivir en Caracas” ya retrataba la infelicidad criolla —en este caso la caraqueña— al decir:
“Dame un cuchillo para cortar el aire y besarte.
Si me siento pesado es por el plomo que llevo en la sangre”.
En fin.
Ahora bien, si todo es cierto y el 64% de los paisanos “realmente” está prosperando, y así lo “percibe” es que Chávez ha logrado que la mayoría de compatriotas haya mejorado su vida y se sienta feliz. Entonces, ¿para qué cambiar?
Este estudio obliga a la oposición a abordar el 2012 no con el rencor vacío ni los discursos ya conocidos sino con un proyecto que pruebe ser “mejor” para el país que el del chavismo. No parece tan sencillo, puesto que estos datos, que son válidos para todo sociólogo con método científico al margen de cualquier lectura, indican que convencer al país que el rey está desnudo podría ser más difícil para dicha oposición que para el niño del cuento.
Hay mucho trabajo por delante, el 2012. Más vale apurarse pues.
Hermann Alvino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s